2.- Planteamiento del Problema Cuantitativo

Tomando en consideración la entrada anterior, donde se comenta el enfoque de la investigación, cuya clasificación es cuantitativa, cualitativa y mixta, continuaremos hablando ahora del planteamiento del problema pero considerando la clasificación del enfoque, porque el tratamiento tiene sus diferencias.

Por consiguiente, el planteamiento del problema cuantitativo en 2006, Hernández, Fernández y Baptista comentan que “plantear el problema no es sino afinar y estructurar mas formalmente la idea de investigación” (p. 46). Esto quiere decir que hay que especificar y estratificar de manera impecable nuestra idea sobre la investigación que queremos realizar. En consecuencia:

Señala Ackoff (1967), un problema correctamente planteado esta parcialmente resuelto; a mayor exactitud corresponden más posibilidades de obtener una solución satisfactoria. El investigador debe ser capaz no sólo de conceptuar el problema, sino también de escribirlo en forma clara, precisa y accesible. En algunas ocasiones sabe lo que desea hacer, pero no cómo comunicarlo a los demás……………. (Hernández, Fernández y Baptista, 2006, p. 46).

Está última aclaración es muy importante, porque al final de cuentas, toda investigación debe ser de dominio público, es decir, divulgada y si ésta no se plantea correctamente y con un nivel de interpretación accesible, se corre el riesgo de obstruir la divulgación.

De igual forma, “el planteamiento y sus elementos son muy importantes porque proveen las directrices y los componentes fundamentales de la investigación, además, resultan claves para entender los resultados. La primera conclusión de un estudio es evaluar que ocurrio con el planteamiento” (Hernández, Fernández y Baptista, 2006, p. 46)

Ahora bien, después de haber verificado el concepto y la importancia del planteamiento del problema, es sumamente necesario el conocer los criterios para plantear adecuadamente un problema de investigación, estos son, según Kerlinger y Lee (2002):

    • El problema debe expresar una relación entre dos o más conceptos o variable (tomando en consideración que una variable es una característica del objeto de estudio que se esta investigando)
    • El problema debe estar formulado como pregunta, claramente y sin ambigüedad; por ejemplo, ¿Qué efecto?, ¿En qué condiciones….?, ¿Cuál es la probabilidad de….?, ¿Cómo se relaciona….. con……?
    • El planteamiento debe implicar la posibilidad de realizar una prueba empírica. Es decir, la factibilidad de observarse en la “realidad única y objetiva”. Por ejemplo, si alguien piensa estudiar cuán sublime es el alma de los adolescentes, está planteando un problema que no puede probarse empíricamente, pues “lo sublime” y el “alma” no son observables. Claro que el ejemplo es extremo, pero nos recuerda que el enfoque cuantitativo trabaja con aspectos observables y medibles de la realidad (Hernández, Fernández y Baptista, 2006, pp. 46-47).

Por último, describiremos los elementos que contiene un planteamiento del problema de investigación en el proceso cuantitativo, estos son cinco y están relacionados entre si: Los objetivos que persigue la investigación, las preguntas de investigación, la justificación de la investigación, la viabilidad del estudio y la valuación de las deficiencias en el conocimiento del problema.

Objetivos de la investigación

De manera muy concreta, podemos decir que los objetivos de la investigación, son a dónde queremos llegar con ella, es decir, es establecer qué pretende la investigación.

Los objetivos deben expresarse con claridad para evitar posibles desviaciones en el proceso de investigación cuantitativa y ser susceptibles de alcanzarse (Rojas, 2002); son las guías del estudio y hay que tenerlos presentes durante todo su desarrollo . Evidentemente, los objetivos que se especifiquen requieren ser congruentes entre sí (Hernández, Fernández y Baptista, 2006, p. 47).

Es importante resaltar que los objetivos deben iniciar con un verbo en infinitivo que describa precisamente la acción a ejecutar, también se debe tomar en consideración el grado de complejidad de la acción, porque cada verbo (acción) tiene un grado de complejidad, esto lo podemos verificar en la Taxonomía de Bloom:

  • conocer
  • comprender
  • aplicar
  • analizar
  • sintetizar
  • evaluar

Esto es, para aplicar, primero hay que conocer y comprender, esto significa que los verbos conocer y comprender son de menor complejidad que el de aplicar. Por consiguiente, si pretendemos evaluar habría que pasar por todos los anteriores para poder emitir un juicio de valor. Por esta razón, hay que tener mucha precaución  cuando elegimos un verbo.

Las Preguntas de investigación

Las preguntas de investigación es una forma efectiva de plantear el problema de investigación, de hecho Hernández, Fernández y Baptista (2006) comenta que “al hacerlo en forma de preguntas se tiene la ventaja de presentarlo de manera directa, lo cual minimiza la distorsión (Cristensen, 2000). Las preguntas representan el ¿Qué? de la investigación” (p. 48)

De igual forma, al plantear una pregunta, esta requiere de una respuesta y en consecuencia la pregunta se convierte en una guía para encontrar respuestas buscadas en la investigación. Es sumamente importante que no se utilicen términos ambiguos ni abstractos que generen confusión.

Justificación de la investigación

La justificación de la investigación, no es otra cosa que contestar a las preguntas de ¿Por qué? y/o ¿Para qué? se realiza el estudio, esto es, “indica el porqué de la investigación exponiendo sus razones. Por medio de la justificación debemos demostrar que el estudio es necesario e importante” (Hernández, Fernández y Baptista, 2006, p. 51)

Criterios para evaluar la importancia potencial de una investigación

A continuación se presentan algunos criterios formulados como preguntas, adaptados de Ackoff (1973) y Miller y Salkind (2002). Cabe hacer mención que, cuanto mayor número de respuestas se contesten de manera positiva y satisfactoria, la investigación tendrá bases más sólidas para justificar su realización.

    • Conveniencia. ¿Qué tan conveniente es la investigación?, esto es ¿para qué sirve?
    • Relevancia social. ¿Cuál es su trascendencia para la sociedad?, ¿quiénes se beneficiarán con los resultados de la investigación?, ¿de qué modo? En resumen, ¿qué alcance o proyección social tiene?
    • Implicaciones prácticas. ¿Ayudará a resolver algún problema real?, ¿tiene implicaciones trascendentales para una amplia gama de problemas prácticos?
    • Valor teórico. Con la investigación, ¿Se llenará algún vacio de conocimiento?, ¿se podrán generalizar los resultados a principios más amplios?, ¿la información que se obtenga puede servir para revisar, desarrollar o apoyar una teoría?, ¿se podrá conocer en mayor medida el comportamiento de una o de diversas variables o la relación entre ellas?, ¿se ofrece la posibilidad de una exploración fructífera de algún fenómeno o ambiente?, ¿qué se espera saber con los resultados que no se conociera antes?, ¿se pueden sugerir ideas, recomendaciones o hipótesis para futuros estudios?
    • Utilidad metodológica. ¿La investigación puede ayudar a crear un nuevo instrumento para recolectar o analizar datos?, ¿contribuye a la definición de un concepto, variable o relación entre variables?, ¿pueden lograrse con ella mejoras en la forma de experimentar con una o más variables?, ¿sugiere cómo estudiar más adecuadamente una población? (Hernández, Fernández y Baptista, 2006, pp. 51-52).

Viabilidad de la investigación

La viabilidad o factibilidad misma del estudio, es que tan factible es la investigación, es decir, que se debe tomar en cuenta la disponibilidad de recursos financieros, humanos y materiales que determinarán, en última instancia, los alcances de la investigación (Rojas, 2002, citado en Hernández, Fernández y Baptista, 2006). Esto quiere decir, que es de suma importancia el verificar si la investigación se puede llevar a cabo, si se cuenta con los recursos necesarios, también hay que verificar sí el fenómeno que se está estudiando sea medible, porque si no se puede medir, la investigación de igual manera no sería viable.

Comparación entre Planteamientos Cuantitativos y Cualitativos

Planteamientos Cuantitativos Planteamientos Cualitativos
Precisos y acotados o delimitados Abiertos
Enfocados en variables lo más exactas y concretas que sea posible Expansivos que paulatinamente se van enfocando en conceptos relevantes de acuerdo con la evolución del estudio
Direccionados No direccionados en su inicio
Fundamentados en la revisión de la literatura Fundamentados en la experiencia e intuición
Se aplican a un gran número de casos Se aplican a un menor número de casos
El entendimiento del fenómeno se guía a través de ciertas dimensiones consideradas como significativas por estudios previos El entendimiento del fenómeno es en todas sus dimensiones, internas y externas, pasadas y presentes
Se orientan a probar teorías, hipótesis y/o explicaciones, así como a evaluar efectos de unas variables sobre otras (los correlaciónales y explicativos) Se orientan a aprender de experiencias y puntos de vista de los individuos, valorar procesos y generar teorías fundamentadas en las perspectivas de los participantes

(Hernández, Fernández y Baptista, 2006, p. 525)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s